Sign in / Join

Ajuste 2018: Nación congela los recursos de ANSeS para cajas previsionales provinciales

Mientras los ministros de Economía de las provincias todavía están negociando el pago de 2017 del llamado ‘déficit armonizado’ previsional con la Nación; en la reunión celebrada este lunes en Buenos Aires, ya escucharon que el monto presupuestado para 2018 seguirá en los $ 14.000 millones de este año.

Según lo señala El Cronista en su edición de este martes, la información – confirmada por fuentes oficiales – impacta en medio de la pulseada con las provincias que no transfirieron sus cajas previsionales, ya que todavía buscan cobrar de ANSeS más de la mitad de los $ 14 mil millones presupuestados para este año para financiar sus déficits.

Sin embrago, el gobierno de Mauricio Macri incluyó en el Presupuesto la misma cifra para el 2018. “Para la Nación, se trata de una cifra superior al déficit armonizado; pero, para los Estados provinciales, no alcanza para cubrir el déficit de este año”, sostiene el matutino.

Lo que para el Gobierno Nacional es un número superior al déficit armonizado con el sistema jubilatorio nacional y ni siquiera requiere ser actualizado por inflación, para las doce provincias se trata de una cifra inferior a lo que ya debe pagar este año.

Está claro que, de mantenerse esta postura, los déficits serán mayores el año que viene en las cajas provinciales, mientras las carteras de economía de cada una de ellas, navega en la oscuridad a la hora de proyectar sus Presupuestos para el próximo año.
Lo real es que los $ 14.000 millones que aporta la Nación, es un estimativo que hizo ANSeS a partir de los déficit reales de las cajas en 2015. Y este año habrá que determinar con precisión el llamado ‘déficit armonizado’.

Lo que dejó la reunión del lunes
Para este año, se previó que se pagaban $ 8000 millones dividido en doce cuotas mensuales automáticas a la espera de que las provincias armonicen sus cajas. Cada cuota fue determinada en función del déficit de 2015 y parámetros de población y beneficiarios.

La ANSeS había condicionado seguir pagando las últimas tres cuotas del año a que las provincias enviaran al organismo previsional el padrón de los beneficiarios hasta diciembre de 1999 y la historia laboral de los jubilados posteriores a 2000.

En la reunión del lunes entre algunos ministros provinciales y representantes del Ministerio del Interior y ANSeS, el gobierno accedió a completar los $ 2000 millones que restaban hasta diciembre, a pesar de no contar con la información.
Pero todavía queda pendiente el reparto de los $ 6000 millones no automáticos, también condicionado al envío de datos.

Se entiende que el volumen de información que pide ANSeS es ambicioso y que el aplicativo para transferirla estuvo disponible hace dos semanas.

Nueva reunión
El lunes pasado, en Buenos Aires, se negoció que en una nueva reunión el 4 de octubre se pueda acordar reducir la cantidad de años a informar de los beneficiarios para descartar la información que no es necesaria y llegar más fácilmente al déficit de cada caja, aunque sea estimado.

En tanto, también se propuso que las provincias ensayen un nuevo decreto reglamentario, porque el vigente aplica dos veces los criterios de armonización con el sistema nacional: el cálculo de las jubilaciones con los datos transferidos según el sistema nacional y la quita de 20% por cada uno de los cinco conceptos que falten armonizar.

Para el Gobierno, algunas provincias, sobre todo las patagónicas, están recibiendo más dinero del que necesitan. Y no puede repartir los $ 6000 millones que restan sin la información de los beneficiarios. “Los $ 6000 millones no se pueden distribuir si no se determina el déficit”, dijeron las fuentes.

En cambio, las provincias consideran que el déficit consolidado asciende a unos $ 22.000 millones, al ajustar el déficit por movilidad SIPA. Pese a que el número es similar a este año, el pago automático de cuotas no seguirá en 2018.

Para muchas provincias, si no logran enviar la información a ANSeS, el pago se terminará zanjando en una negociación política. En tanto, el debate para el presupuesto de 2018 se dará en el Congreso y acompañado por otras discusiones, como la Responsabilidad Fiscal y el impuesto al Cheque.

Y, en medio de todo esto, también las provincias y las proyecciones de sus Presupuestos, dependen de una espada de Damocles: el fallo de la Corte Suprema sobre la demanda de la gobernadora bonaerense – María Eugenia Vidal – que ronda los $ 300.000 millones y que surgen del reclamo retroactivo de recursos que Buenos Aires no recibió entre 2011 y 2015. Y que, obviamente, le quitaría más recursos al resto de las provincias.

TagsCHACO

Leave a reply