Sign in / Join

Apelan el fallo judicial que anula el decreto que establece la fecha de las elecciones provinciales

La apelación se da en respuesta al fallo de los jueces de la Sala 2 de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo que suspende el decreto del Gobernador Peppo que establecía la fecha de elecciones generales provinciales para el 13 de octubre retrotrayendo al cronograma original que prevé los comicios provinciales el 29 de septiembre.

En este marco, según pudo confirmar Diario TAG, la Fiscalía de Estado presentó ante un juzgado civil de Resistencia una medida anticautelar, y este mediodía hizo formal la presentación de la apelación ante el Superior Tribunal de Justicia.

DECRETO Y FALLO

En junio pasado, el gobernador Domingo Peppo había confirmado por decreto que las elecciones generales provinciales se realizarían el 29 de septiembre. Fecha que luego, por decreto también, modificó trasladando los sufragios al 13 de octubre.

Molestos por la modificación, el Frente Chaco Somos Todos (UCR) solicitó la intervención de la Justicia considerando que “el decreto viola la Constitución Provincial” y calificando de “ilegal e inmoral” el cambio de fecha. Por lo que presentaron una medida cautelar y un recurso de amparo, que fue respondido ayer con el fallo de la Sala 2 que retrotrae la fecha de los sufragios al 29 de septiembre.

En declaraciones radiales, la ministra de Gobierno, Jessica Ayala, aseguró que la medida judicial “carece de sustento jurídico”. “Toman en gran parte que el artículo 141, inciso 6, al referirse que las elecciones no pueden ser diferidas hacen diferencia al cambio de fecha cuando el término diferido la interpretación constitucional que tiene es que no se puede diferir el proceso eleccionario por fuera de los 90 días que finaliza el mandato del gobernador, es decir del 10 de diciembre”, explicó. “Hay un avasallamiento de la justicia sobre el sector político porque el ingeniero Oscar Domingo Peppo es quién tiene, por el 141 de la Constitución, la facultad para llamar a elecciones”, denunció Ayala.

Leave a reply