Sign in / Join

María Sara: la basura a cielo abierto se triplicó durante la gestión de Capitanich

En julio de 2012 la Municipalidad de Resistencia trasladó el vertedero municipal del campo Valussi, al sur de la avenida Soberanía Nacional, al paraje María Sara, sobre la ruta provincial 13, camino a Colonia Baranda, a unos 28 kilómetros de la capital.

La gestión de la entones intendente Aída Ayala ofreció alternativas más próximas que fueron rechazadas por el Ministerio de Ambiente y Planificación del gobierno de Jorge Capitanich, por no ajustarse a las restricciones del uso de suelo.

Como intendente, Capitanich pretendió relocalizarlo en una zona no autorizada por su proximidad al aeropuerto internacional. Y aunque impulsó una ley a medida, el proyecto fue rechazado por el Ministerio de Ambiente del gobierno de Domingo Peppo.

El plan B fue la construcción de una playa de transferencia y clasificación de los residuos en las avenidas Mac Lean y Ushuaia, frente a la Estación Terminal de Ómnibus. Se licitó la obra pero la empresa contratada no cumplió y se quedó con el adelanto.

Así, Capitanich termina su gestión sin resolver el problema de la basura como había prometido. Además, con el basural de María Sara al borde del colapso, algo sobre lo que alertan todos los candidatos a intendente para las elecciones del 10 de noviembre.

Él impulsa a su secretario de Obras y Servicios Públicos: Diego Arévalo, que reconoce el fracaso de la gestión en la materia pero asegura tener la clave para resolverlo si fuera electo para suceder a su mentor en el cargo.

Propone continuar con la idea de Capitanich. Mientras, el predio de María Sara, ya no tiene superficie disponible para disponer residuos, a pesar de haber sido ampliado al renovar el contrato.

Al final de la gestión de Aída Ayala, la superficie afectada por la basura dispuesta a cielo abierto era de aproximadamente 8 hectáreas, y hoy supera 24. El daño ambiental crece exponencialmente y el costo de la remediación ya resulta incalculable.

Leave a reply