Sign in / Join

Un niño de 10 años fingió un secuestro para que su madre no lo rete

El hecho se dio el domingo por la tarde, a las 15:45 horas aproximadamente, cuando una mujer se presenta en la comisaria Primera de Villa Ángela, haciendo saber que había mandado a su hijo al kiosco por un mandado y este no regresó. La mujer agregó que horas más tarde su actual pareja, vía llamada telefónica le avisó que su hijo había aparecido en su casa.

La mujer relató que al indagar al menor del por que de su tardanza este contestó que al momento de ir al kiosco este estaba cerrado, y cuando volvía a su casa en su bicicleta observó dos camionetas y que luego sintió que le tapaban su rostro y que se durmió despertando detrás de un Supermercado ubicado en San Martin y Gonzalo Pando.

Acto seguido tomó su bicicleta y se dirigió a la casa de la pareja de la madre que era lo que estaba más cerca. Examinado por el médico de turno el menor presentaba dolor en la región occipital y escoriaciones en la cara anterior de la pierna, aunque no se observaron lesiones óseas ni lesiones y/o signos de probable abuso sexual.

 

Ante la situación, se pidió colaboración a la División investigaciones como así también a profesionales de la Unidad de Protección Integral, quien en forma conjunta entrevistaron al menor damnificado.

El menor manifestó respecto al hecho, que había mentido por temor a ser castigado por su madre, que el mismo se había ido al parque sin permiso y permaneció ahí un tiempo prolongado. También agregó que las lesiones que presentaba fueron producto de haberse caída de su bicicleta.

 

 

Leave a reply