Sign in / Join

Capitanich: “Tenemos la oportunidad histórica de construir una educación con todos y para todos”

Con la presencia del ministro de Educación de la Nación, abrió el Congreso Pedagógico que pretende debatir, pensar y consensuar, durante todo el ciclo lectivo 2020, las bases para el nuevo paradigma de la educación del siglo XXI.

El gobernador Jorge Capitanich encabezó, este lunes, la apertura del Congreso Pedagógico Chaco “La defensa de la Educación Pública del Siglo XXI”, junto a la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, el ministro de Educación de la Nación Nicolás Trotta, la ministra de Educación del Chaco Daniela Torrente y el secretario Ejecutivo del Congreso Pedagógico, Francisco “Tete” Romero.

El objetivo es debatir, pensar y consensuar, durante todo el ciclo lectivo 2020, las bases para el nuevo paradigma de la educación del siglo XXI. De esta manera el gobierno provincial convoca a todos los actores intervinientes a participar activamente en la construcción de un nuevo sistema educativo.

La meta es llegar al 11 de septiembre de 2020 con un paquete legislativo y políticas concretas para garantizar una educación igualitaria, inclusiva, obligatoria, gratuita, equitativa y que tienda a la excelencia de la calidad. “Tenemos la oportunidad histórica de construir una educación con todos y para todos y todas”, destacó el gobernador.

Luego de hacer un breve recorrido sobre la historia y la legislación que marcaron el sistema educativo, el mandatario remarcó la necesidad de impulsar un contrato social pedagógico que se comprometa con la continuidad escolar y la inclusión educativa para la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

“Es necesario que el mundo ponga en discusión todo el sistema educativo bajo la premisa de que la educación no es una mercancía sino un derecho social inalienable y como tal, el Estado tiene un rol indelegable para garantizar la igualdad de oportunidades”, subrayó.

Para ello convocó a todos los actores a trazar estrategias que optimicen las políticas públicas y los recursos del Estado. En ese sentido advirtió que para trasformar la educación no alcanza con aumentar el presupuesto educativo sin una organización del sistema, así como la inversión en infraestructura adecuada brinda condiciones edilicias pero no garantiza un contexto necesario de enseñanza si el niño vive en condiciones de pobreza o violencia.

“Los docentes no pueden sustituir las falencias sociales y económicas ni el rol del Estado de garantizar los derechos de las condiciones de vida de las personas, han sido capacitados para enseñar, y el Estado debe garantizar las condiciones óptimas para que puedan enseñar”, sostuvo.

No obstante, remarcó el rol de la educación para garantizar acceso e igualdad de oportunidades para la construcción de una sociedad justa, equitativa, democrática y plural en la base del respeto al otro. “Una educación que sepa transformar las injusticias en justicia, la violencia en convivencia pacífica, una educación cultural y social”, resaltó y destacó la importancia de transmitir el respeto hacia la diversidad.

El mandatario recordó además que una de las deudas del sistema es recuperar a todas y todos los que excluidos e incluirlos. “Es importante recuperar a todos aquellos y aquellas que quedaron fuera del sistema educativo y garantizar la terminalidad”, advirtió.

El compromiso es con la educación popular, gratuita y equitativa para construir una educación pública de calidad para todos y con todos y todas. “Para tener un punto de partida y una metada de llegada, el congreso pedagógico debe ser el espacio para el debate sincero y serio, a fin de no repetir errores y sellar un contrato social pedagógico que erradique los desencuentros del pasado”, expresó.

El ejecutivo propuso 28 puntos para ser discutidos durante el congreso. Entre ellos la necesidad de discutir una política salarial como una condición para jerarquizar la actividad profesional y un estándar de calidad que permita corregir las asimetrías. Además de fomentar la participación organizada de todos los sectores de la comunidad educativa a través de consejos educativos y centros de estudiantes.

Se enviará a la Cámara de Diputados un paquete de leyes que incluirán la Ley de Educación Superior, la de Educación Rural y una ley que garantice la aplicación del artículo 83 de la Constitución provincial respecto al piso mínimo del 33 por ciento del presupuesto educativo. “Debemos granizar el derecho a la educación del pueblo chaqueño y eso es un debate que debe formar parte de este contrato social pedagógico, como una responsabilidad indelegable del Estado”, señaló.

Con respecto a lo curricular sugirió la necesidad de incorporar las nuevas tecnologías e innovación pedagógica. Además resaltó la necesidad de jerarquización de materias como deporte, cultura y arte formen parte del desarrollo del proceso educativo.

La apertura convocó en el Centro de Convenciones Casinos Gala a unas 4000 docentes y supervisores y trabajadores no docentes. El acto fue traducido en Lengua de Señas Argentinas. En la oportunidad las autoridades provinciales, nacionales y el rector de la Universidad Pedagógica Nacional firmaron un convenio para el desarrollo, durante el período 2020/2030, de una Maestría y Diplomatura en Educación gratuita tendiente a mejorar la calidad de la formación docente.

Los representantes del Frente Gremial Docente –Rosa Petrovich, Carlos Cuevas, y Eduardo Mijno–, entregaron al gobernador un documento para garantizar las agendas políticas educativas en el período 2020-23, en relación de las políticas públicas que consideran indispensables.

Trotta: la educación como pilar de una sociedad con justicia social

Trotta comenzó su discurso citando a Eduardo Galeano cuando decía que lo único que se construye de arriba hacia abajo es un pozo. “Es una de las premisas para trazar todas las políticas de Estado, es así como entendemos a la Educación con la participación de toda la comunidad educativa”, aseguró y señaló al congreso pedagógico como escenario propicio para ese tipo de construcción. Felicitó además al equipo liderado por Capitanich y Analía Rach por generar estos espacios.

El funcionario centró como principal desafío la necesidad de revertir el deterioro social que dejaron las políticas implementadas por el gobierno de Macri. “Una Argentina donde los más vulnerables fueron abandonados, donde los excluidos fueron olvidados, donde el 60 por ciento de nuestros niños, niñas y adolescentes están debajo de la línea de pobreza; y que en algunas provincias supera el 70 por ciento”, graficó.

Así explicó que la forma de cambiar la realidad es reconocer a la educación como uno de los pilares sobre los cuáles edificar una sociedad con justicia social, igualdad y libertad plena. “La educación es la herramienta social para revertir las enormes desigualdades que nos atraviesan. Vamos a trabajar para que todos y todas tengan las mismas posibilidades de acceso, permanencia y de concluir sus estudios es instituciones de calidad”, apuntó.

En esa línea, comprometió el máximo esfuerzo de Nación para garantizar el derecho a la educación desde la primera infancia hasta la adultez e hizo hincapié en la universalización del acceso temprano a la escolaridad. Según las estadísticas, las niñas y niños de hogares más pobres son los que menos asisten al jardín de infantes, en tanto que la mitad de las niñas y niños de 3 años no asisten a la escuela. “Es por ello que nos proponemos ampliar la obligatoriedad de la sala de 3 años como lo establece la Ley de Educación Nacional”, informó el funcionario.

Otro compromiso es la extensión de la jornada escolar, una iniciativa fundamental para romper con la desigualdad social. El objetivo es enriquecer la formación de los niños y niñas con la extensión de actividades artísticas, deportivas, recreativas, de lectura y escritura en diversos soportes que incorporen saberes.

Además, aseguró que se potenciará la educación bilingüe en la lengua originaria, promoviendo y respetando la historia, la cultura y la diversidad. “No somos un país con 200 años de historia, somos una Nación con una historia milenaria y la tenemos que respetar”, enfatizó.

“Comenzar por los últimos para llegar a todas y todos es el camino, y en ese marco la escuela es central porque ofrece oportunidades de crecimiento individual y colectivo. No podemos aceptar que el dinero que tenga una familia defina las oportunidades educativas, eso es injusto e inmoral”, concluyó el ministro.

Torrente: “Es la oportunidad de discutir las prácticas y condiciones del trabajo docente”

La ministra de Educación del Chaco Daniela Torrente celebró el inicio al espacio de debate de cara a la educación del siglo XXI en el Chaco a partir de la participación amplia, plural y descentralizada de todos los actores sociales. “Se abrirán todos los espacios de debate, mediante la organización de jornadas institucionales en establecimientos educativos, conversatorios en distintas localidades y espacios de participación comunicativa virtual”, explicó.

Además destacó la oportunidad de discutir las prácticas y contenidos del trabajo docente. “Es cierto que a veces parece que las cosas no van a cambiar, que se avanzan dos pasos y se retroceden tres, pero seamos utópicos poniéndonos como lema vivir en un mundo que sea la casa de todos y no la de una minoría”, remarcó.

Presentes

También estuvieron presente el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia Hugo Sager, el rector de la Universidad Nacional Pedagógica Adrián Canelotto. Por parte del Ministerio de Educación del Chaco participaron todos los subsecretarios y directores generales. Además, autoridades del Ejecutivo provincial, diputados nacionales y provinciales, así como también dirigentes que conforman el Frente Gremial Docente, rectores de universidades e intendentes de distintas localidades de la provincia.

Leave a reply