Sign in / Join

Homicidio de Tichellio: prisión perpetua para la viuda y su amante

El TOP1 determinó que ambas fueron coautoras del asesinato del agente penintenciario, en 2018.

Tras cinco audiencias, el Tribunal Oral Penal N°1 (TOP1) finalmente confirmó la sentencia de prisión perpetua para la viuda Lorena Encina y su amante Miriam Jara, acusadas de asesinar al agente penitenciario Gabriel Tichellio, esposo de la primera, el 26 de julio de 2018, en la capital de Corrientes.

Si bien no se acreditó la autoría específica del crimen, en el fallo se determinó que Encina y Jara son culpables por ser coautoras del homicidio calificado por alevosía, el cual figura como “agravado por el vínculo”, en el caso de la esposa de la víctima, con quien tenía tres hijos pequeños.

El TOP 1 no determinó quien de las acusadas mató de dos martillazos en la cabeza a Tichellio, pero consideró que hubo un acuerdo entre Jara y Encina para llevar a cabo el homicidio del hombre de 32 años, a través de un “concierto de voluntades”.

Según el querellante Hermindo González y el fiscal del caso Carlos Lértora, Encina y Jara esperaron el momento exacto para llevar a cabo el asesinato, para luego simular que se trató de un hecho de inseguridad. Por lo que solicitaron la pena máxima para ambas.

“Ambas coordinaron el encuentro. Una quedó escondida mientras que la otra observó si su marido estaba dormido. Ambas suben a la habitación y en un estado de indefensión, mientras dormía, mataron a Gabriel (Tichellio) de dos mazasos en la cabeza. Luego, cargaron el cuerpo a la camioneta y lo dejaron abandonado junto al rodado por avenida Maipú. Ambas sabían lo que hacían”, expresó el querellante González, quien habló de una empresa criminal doble.

LA DEFENSA

Por parte de la defensa de Encina, sostienen que “no está acreditada la autoría” sobre su representante, por lo que solicitan que la viuda sea juzgada por ser testigo del hecho únicamente. Del lado de Jara, pidieron su absolución.

ÚLTIMAS PALABRAS

Antes de que los jueces Ana del Carmen Figueredo, Cynthia Godoy Prats y Raúl Guerín determinen la sentencia, el Tribunal les ofreció la posibilidad de expresar sus últimas palabras. Encina dijo: “Yo no maté a mi marido”, tratando de convencerlos sobre su inocencia. Por su parte, Jara solo atinó a decir: “Que se haga justicia”.

Leave a reply