Sign in / Join

¿Qué dijeron los “rugbiers” para incriminar al detenido número 11?

“Fue una joda más”, expresó el padre de Pablo Ventura.

Este martes por la noche, se conoció de la liberación de Pablo Ventura, el detenido número 11 por el asesinato de Fernando Báez Sosa, a quien a quien la Justicia resolvió soltar por falta de pruebas que lo incriminen en el caso, ya que ni siquiera se encontraba en Villa Gesell al momento del crimen, lo que genera dudas sobre qué fue lo que dijeron los “rugbiers” para involucrarlo.

Los diez sospechosos del asesinato del joven de 19 años, a la salida del boliche “Le Brique”, en la localidad balnearia, fueron detenidos horas después del crimen, en la casa que alquilaban durante sus vacaciones. Y fue allí, que mencionaron por primera vez, ante la Policía, el nombre de Pablo Ventura.

Tras efectuar la detención, los efectivos recorrieron la vivienda en busca de pruebas, y hallaron una zapatilla con sangre, por lo que preguntaron: ¿De quién es?, a lo que uno de los imputados respondió: “De Pablo”, testimonio al cual se sumaron el resto de los detenidos: “Sí, de Pablo Ventura”. De esta manera, los rugbiers terminaron involucrando al joven que se encontraba en Zárate, una localidad a 500 kilómetros de la ciudad balnearia.

A las declaraciones de los rugbiers se sumó un dato que aportó una vecina de los jóvenes en Villa Gesell, quien aseguró haber visto salir temprano a un auto color blanco, al cual describió con características similares al Peugeot 208 que le pertenece a Ventura, quien fue detenido en Zárate, ese mismo sábado y permaneció detenido durante 4 días.

El padre de Pablo, José María Ventura aseguraba desde un primer momento que su hijo iba a ser liberado, ya que no estaba ni siquiera en la ciudad balnearia al momento del crimen. Por lo que apuntó hacia el grupo de rugbiers: “Lo incriminaron como una joda más”, afirmó.

Y este martes, cuando la Justicia liberó al detenido número 11, José María Ventura expresó: “Yo sinceramente creo que estos chicos no sabían que se había muerto el otro joven. Por eso tiraron Pablo Ventura, yo creo que lo tiraron como una broma. Ni siquiera creo que sea una malicia. Lo han dicho como una joda más, pensarían que el chico no estaba muerto. Hoy un amigo de los chicos estos me dijo que cada vez que ellos hacían alguna picardía decían: “¿Quién lo hizo? Pablo Ventura”, manifestó ante la prensa.

Por su parte, Pablo prefirió no hablar con la prensa, tras ser limitado y solo se limitó a decir entre lágrimas: “No voy a hablar, no me siento bien”.

A pesar de la resolución de la Justicia, Pablo Ventura continuará imputado en la causa y deberá presentarse los días 23,24,27 y 28 de enero, a las “diligencias de reconocimiento en rueda de personas”.

Leave a reply