Sign in / Join

“Sin subsidios, nos fundimos”: el cartel que se replicó en los comercios del centro de Resistencia

Locales comerciales del microcentro de la ciudad decidieron colocar este martes carteles en sus vidrieras por medio de los cuales reclamaron una urgente asistencia por parte del Estado para afrontar la crisis que provocó la cuarentena. Si bien trabajan a puertas cerradas, las ventas mermaron de manera dramática desde que se inició la pandemia del coronavirus.

Desde que se inició la cuarentena por el coronavirus, a mediados de marzo, algunos comercios declarados como no esenciales tuvieron que cerrar sus puertas, como las tiendas de indumentarias, electrodomésticos y calzados.

Posteriormente, al pasar los días, se autorizó el regreso a la actividad pero a puertas cerradas, bajo la modalidad de delivery. Sin embargo, a la fecha, esta metodología no logra reputar las ventas.

Ante este panorama, algunos locales comerciales del centro de la ciudad decidieron realizar este martes una intervención en sus vidrieras por medio de la cual solicitaron a las autoridades que habiliten subsidios para que puedan cubrir sueldos y gastos propios de la actividad hasta tanto se normalice la situación.

“Sin subsidios, nos fundimos. Nosotros y 40 familias más. #SubsidiosYa”, reza uno de los carteles que apareció en una de las vidrieras del microcentro de Resistencia.

En declaraciones a CIUDAD TV, el presidente de la Cámara de Comercio de Resistencia, Martín Giménez, recordó que en la capital provincial “el 90% de los comercios” tiene ventas cero desde marzo.

“Se ha establecido en algunos casos la venta delivery, pero es alarmante la situación, sobre todo para los que tienen las puertas cerradas”, indicó. “Cuánto más chica la empresa, menor es el respaldo financiero; y hay muchos que han cerrado sus puertas y sacado sus muebles, lo que es doloroso. El sábado nos vamos a reunir nuevamente con el gobierno de la provincia”, anticipó.

En ese contexto, el dirigente mercantil dijo que “vamos a pedir que los comercios puedan abrir sus puertas con todos los protocolos sanitarios que correspondan o tendremos un porcentaje muy alto de cierres. Este es un año perdido para la gran mayoría de las actividades, lo que trabajamos es para mantener los comercios abiertos y las fuentes de trabajo del personal. Lo hacemos arduamente y contra reloj por ello”.

Recordó además que “hay un decreto que prohíbe los despidos, y en virtud del mismo los empresarios estamos atados de pies y manos”; mencionando a título de ejemplo que “una empresa, disminuyendo la dotación de personal, solo puede sobrevivir un tiempo más en esta situación. Entre el 40 y 50% de las empresas no pueden acceder a ningún tipo de crédito”.

Leave a reply