Sign in / Join

Andreani se queda con el reparto de vacunas al interior y dice que “donó” el servicio

Oscar Andreani cerró el año a lo grande: Se quedó con la distribución de la vacuna Sputink V en el interior del país. La pandemia fue devastadora para la mayoría de los negocios, menos los correos, socios en los hechos del otro gran ganador de la pandemia: los sitios de venta online.

Andreani, que este año se quedó con el gusto amargo de no poder abrir su galería de arte de La Boca, suma así uno de los negocios más importantes que esperan al sector en el 2021. Millones de dosis -son dos por persona- que deberán transportarse en condiciones muy costosas por las bajas temperaturas que exigen las vacunas. Por ejemplo, los super frezeer que requieren vacunas como las de Pfizer, cuestan unos 15 mil dólares.

Andreani se apresuró este jueves a celebrar el contrato que adjudicó a su “liderazgo” en soluciones logísticas para el sector de la Salud. Y proclamó que sus servicios “serán donados”. Más allá de la letra chica de esa “donación”, lo cierto es que la distribución de la primer vacuna contra el Coronavirus que llega a la Argentina ya representó para la marca Andreani un formidable negocio de marketing. La transmisión en vivo en todas las señales del desplazamiento de sus camiones ploteados de un rojo furioso, transportando la vacuna más esperada de la historia, tiene un valor reputacional incalculable.

Más allá de la letra chica de esa “donación”, lo cierto es que la distribución de la primer vacuna contra el Coronavirus que llega a la Argentina ya representó para la marca Andreani un formidable negocio de marketing y difusión de valor incalculable.

Una fuente al tanto de las negociaciones reveló a LPO que el costo total del transporte por dosis ronda los seis dólares, tomando la cotización oficial. Si se toma como base las veinte millones de dosis que Alberto Fernández prometió que se repartirán de acá a fines de marzo, se trata de un negocio que podría llagar a ls 120 millones de dólares.

Por supuesto que habrá que ver que parte absorbe el Correo Argentino y algún otro operador del mercado. Pero aún así, Andreani ya quedó posicionado en el negocio y por lo visto tiene muy buenos contactos, acaso por su trabajo previo con Salud en la distribución de vacunas contra la gripe. No así su competidor norteamericano DHL, cuyos costos fueron unas de las razones que adujo el gobierno argentino para no cerrar con la vacuna Pfizer, que ya empezó a inocularse en México y Chile.

Los camiones de Andreani aguardan en Ezeiza para cargar la vacuna rusa.

Voceros del Ministerio de Salud confirmaron a LPO que Andreani “donó” los costos de distribución de la vacuna rusa, que ya este jueves empezó a almacenar en su planta de Avellaneda, para desde ahí distribuir en el interior del país. Sin embargo, varias provincias contactadas por este medio fueron notificadas que deberán afrontar el pago del transporte, acaso a nivel interno.

Como la distribución de la vacuna se enmarca en una situación de emergencia sanitaria, existen normas excepcionales para evitar las licitaciones. Una situación que se está repitiendo en la mayoría de compras asociadas a la pandemia. Acaso por eso Andreani se quedó con la distribución de la Sputnik sin pasar por una licitación.

Pero en algunas provincias para la distribución interna de la vacuna sí hubo licitaciones. Los tres jugadores con capacidad de dar ese servicio son Andreani, el Correo Argentino y OCA, que la acaba de comprar Cristóbal López. Y en al menos una, Andreani ganó la licitación y cobrará por su servicio. En ese caso no hubo donación.

En la provincia de Buenos Aires, el reparto de la vacuna quedó a cargo del estatizado Correo Argentino. Allí se despliega el operativo logístico más importante, con más de cien mil dosis a repartir, sólo de este primer envío.

Los camiones de Andreani con el ploteo especial del operativo Vacuna Covid, ingresan en la planta de Avellaneda.

Leave a reply