Sign in / Join

La vida íntima del “hacker” de Capitanich, a fuerza de artilugios y “camas”

Las travesías de nuestro “empleado del mes”, más conocido en el ámbito como el “hacker” del gobernador Jorge CapitanichJuan Mateo Cassiet, por las tierras del norte argentino, comenzaron en 1996 cuando, con 16 años, se vino a vivir con su entonces “novia” Daniela Melisa Frencia, al hogar de la niña (ella tenía 14 años por esos tiempos) junto a su familia, entre los que se destacan: su padre el Dr. Ricardo “Tiki” Frencia y su madre la Dra. Mónica O’Connor, ambos reconocidos abogados del fuero local, además de los hermanos de Daniela Melisa.

La decisión fue particular dada la edad de la menor, pero así se dieron las cosas a pesar de que pueda generar dudas. Frencia, con anuencia de los padres de Cassiet, (Graciela Rossetti y Ataliva Enrique Cassiet, ambos radicados en Buenos Aires), inscribe a nuestro “empleado del mes” en el colegio Don Bosco para que curse sus últimos dos años del Secundario. A pesar de esto, al día de hoy, el “hacker” de Capitanich no posee título secundario por adeudar dos materias del quinto año “A” Promoción del 2000.

Debido a finalizar el cursado del secundario, Frencia le consigue trabajo al “hacker” en el Estudio Jurídico del Dr. Edgargo Morbidoni, logrando así Cassiet mudarse de la casa de sus “suegros” debido a los conflictos que producía la tensión de la relación ya casi extinta con Melisa.

En ese Estudio Jurídico, nuestro “empleado del mes” comenzó a despuntar el vicio que, hoy en día, es su “hobby”: se suscitaron problemas con el Dr. Morbidoni debido a que Cassiet robó equipos de informática, donde contenían información de los casos que llevaban en curso. Eso le valió al “hacker” un par de días detenido.

A raíz de esto, Cassiet se vio obligado a volver a Buenos Aires, huyendo como es su costumbre, pero ya habiendo establecido vínculos afectivos con una amiga de Melisa y compañera de curso en el colegio Itatí: María Lourdes Demaría, una muchachita problemática y buscapleitos si las había, con peleas de puños y revolcones en el piso en su haber.

Enfocándonos en el curriculum de Demaría por un momento, se detalla que una de sus víctimas fue la hija del Dr. Manuel Fernández, con dos intentos de suicidio ya en su historial de 17 años de vida, tratados por el Dr. Alegre. Los padres: la difunta Gladys Aguilar y el representante de Romance en el NEA, Aníbal Osmar Demaría, ya no sabían qué hacer con la adolescente, así que no les fue muy difícil desprenderse de ella cuando María Lourdes decidió ir a convivir junto a Cassiet en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La convivencia entre Demaría y Cassiet finalizó con un enlace matrimonial en Noviembre de 2003 en la capital porteña, para luego contraer matrimonio en una  ceremonia religiosa en la Iglesia “María Auxiliadora”, donde Aníbal Demaría está muy vinculado a la diócesis.

La flamante pareja se estableció en Resistencia, alquilando en la Galería Cristal al principio y, luego, en la calle Necochea hasta el nacimiento de su primera hija en Febrero de 2006. Por ese entonces, la relación ya era turbulenta y estaba plagada de infidelidades de los dos lados, tanto de Cassiet como Demaría. Nuestro “empleado del mes” fue infiel con Romina Brecciaroli (amiga de Lourdes); luego un “affaire” con Melisa Frencia, con quien incluso antes del nacimiento de su primera hija y con la sospecha canallesca que esa niña no era suya, iba a dejar a María Lourdes y a la beba.

Entre complicaciones y complicaciones, en marzo de 2007, nace el segundo hijo del matrimonio. Allí, menuda sorpresa se llevó María Lourdes al casarse, porque ella pensó que su marido era Procurador General, como él se presentaba, y al darse cuenta que era una mentira, ella tuvo que trabajar de “lavacopas” en locales gastronómicos para poder subsistir.

Por ese entonces, Lourdes Demaría fue inducida por Cassiet a romper vínculos con su familia y, no conforme con eso, en 2009 cuando ya sabían que María Lourdes era adoptada, Cassiet sin pausa ni descanso dio con la madre biológica de su esposa y viajaron a Paraguay a conocerla. No reparando en si ella estaba en condiciones de afrontar esa realidad, más sabiendo que era una “mujercita de psiquis” frágil y desarreglos de comportamiento.

Una vez pasada esa instancia, llegó el plan maestro de Cassiet: instigó a Demaría a que iniciara a sus padres adoptivos, un juicio de impugnación de paternidad. La abogada patrocinante de los padres, fue la Dra. Sonia Seba, que había sido Profesora  de Lourdes en la secundaria y sabía que no era una chica normal ni sencilla.

Lo que el “hacker” consiguió con eso fue aislar a María Lourdes de todo su círculo de amigos y familia, debido al juicio de impugnación en el cual Lourdes señala que fue víctima de abuso sexual sistemático desde sus 12 años por parte de su “padre adoptivo” Demaría. Hecho que luego de un tiempo, la mujer reconoció que era mentira, aturdida por su esposo para darle peso a su causa.

Luego de dos intentos de suicidio de Lourdes Demaría, el último registrado en Julio de 2010, donde ella afirma que intenta quitarse la vida por que escuchaba las voces de sus padres que le ordenaban que mate a sus hijos pequeños, sumado a múltiples autolesiones. En Junio de 2010 se sucede el fin de la relación tumultuosa y controversial plagada de mentiras e infidelidades, con violencia de todo tipo hacia el eslabón más débil: María Lourdes Demaría, y todo presenciado por los ojos de sus hijos pequeños que, por ese entonces, tenían 3 y 4 años cuando Cassiet los despojó de su madre.

Ya ponía la “mano en la lata”

A esa altura, Cassiet ya estaba bastante afianzado, ya que había comenzado su relación de amistad y comercial con Luis Reidan y con Dante Gómez, su entrañable amigo de “La Termal”. El “hacker” ya “trabajaba” en Gobernación y estaba arrancando con su caballo de troya: Conektic, que hoy figura como propiedad de Reidan y es la prestadora de servicios de plataformas informáticas de la Provincia.

Ante la ausencia de la madre de sus hijos, ya que Cassiet se oponía a que Lourdes Demaría trabajara o estudiara, por lo que la mujer se fue a la deriva a vivir en un quincho con su novio: el ciudadano paraguayo y compañero de Ingeniería, Matías Recalde Rodas.

Los niños, en ese contexto, quedaron a cargo de la niñera Virginia Vera y en Noviembre de 2010 arribó de Buenos Aires, dejando toda su vida allá, la madre Graciela Rossetti, a hacerse cargo de los menores.

Más de la vida íntima

Lo que Cassiet le ocultó a Demaría, fue que no era oficial el trato que él le ofreció de entregarle a sus hijos para convivir una vez que encuentre techo seguro, y en eso, el “hacker” recibió asistencia de Raul Germán Bittel, hoy a cargo de la Subsecretaría de Gobierno en la gestión de “Coki”, que fue el abogado patrocinante de su divorcio.

Cuando en 2012, por fin Lourdes Demaría consigue una casa (cita en La Rioja 1026), adquirida por su padre Aníbal, ella seguía en pareja con Recalde Rodas y esperando un bebé. Además, asume la situación y le solicita a Cassiet que cumpla con su parte del trato, para que los niños vayan a vivir con su madre.

Allí, el “hacker” se negó, habiendo podido coleccionar denuncias contra la mujer, estrategia consensuada con “Raulito” Bittel. En dichas presentaciones, los testigos eran siempre sus subalternos: Benjamín Aguilera, Luis Reidan, Dante Gómez, junto a la aparición de otros actores, hasta ahí desocnocidos: Guillermo Moglia y Alejandro Ronconi por sólo nombrar algunos.

A partir de esto, comienza el calvario de María Lourdes Demaría, que desembocó en un juicio penal con sentencia desfavorable para Cassiet en 2015, a cargo de la Dra. María Virginia Ise, quien en la causa FAPPO tuvo el “gusto” de volver a encontrarse con Cassiet y Reidan ¿Casualidad o no?

El “empleado del mes” Cassiet, según sentencia, debía administrar todos los medios necesarios para que los niños se re vinculen con la madre. Fue así que, sorpresivamente, en Julio de 2013 viaja a Buenos Aires a “prestar servicios” en la Jefatura de Gabinete de Ministros, a cargo de “Coki” y a pedido del ahora intendente de Presidencia de la Plaza, su gran amigo Diego Bernachea.

En el Chaco, quedó Demaría sin saber dónde estaban los menores y sin respuestas, ni de la Justicia y menos aún del Gobierno Provincial. Al volver del centro argentino, el lugar seleccionado para residir fue Presidencia Roque Sáenz Peña, previo negociado de inmunidad judicial con Bernachea y con Gómez quien sostenía una relación con una abogada de la “Termal”, Verónica Ojeda Machuca y con otra señorita que se encontraba en el fuero penal, que para evitar más acosos de parte de Gómez y Cassiet, se trasladó a vivir a Juan José Castelli.

Todo esto fue hecho para que María Lourdes Demaría no pudiera tener tanta asiduidad para con sus hijos. Esto es ciertamente un “patrón” en Cassiet, que repite apoderarse de los hijos, privándolos de sus madres para maltratar a las mismas por que él no se hace cargo de nada relacionado a la crianza y acompañamiento de los menores. Su excusa siempre fue: O soy padre y me dedico a los hijos; o trabajo y pongo la plata para que vivan. Por las dudas, no hace ninguna de las dos… Vaya política!

En este contexto, María Lourdes recurre a medios de comunicación en varias oportunidades y gracias a las notas publicadas, la Directora de la Escuela Primaria N°  31 de Sáenz Peña llamó a la mujer para informarle que sus hijos estaban bien y que concurrían a ese establecimiento. Gracias a esto, Demaría pudo dar con el paradero de los niños e informar al Juzgado para que regule el régimen de re vinculación, algo que está en proceso.

NOVA Chaco

Leave a reply