Sign in / Join

CHACO Detuvieron a un “narcopolicía” de Sáenz Peña con marihuana en su poder

En la noche de este jueves, efectivos de la División Investigaciones Sáenz Peña detuvieron a un agente de la Policía del Chaco cuando llevaba un pan de marihuana y otros envoltorios listos para la venta. El “narcopolicía” es saenzpeñense y prestaría servicios en la División 911 de la Termal y el caso se convierte en un escándalo para la fuerza que lucha para ser una institución sólida y ejemplificadora.

El agente fue “descubierto” cuando personal de Investigaciones se hallaba realizando tareas específicas en este ámbito de jurisdicción para luchar contra el narcotráfico. Se precisó además que al circular por la Colectora Sur e intersección con calle 28 en el barrio San Carlos fue cuando visualizaron en un sector de escasa iluminación la presencia de tres individuos, junto a un vehículo Peugeot Partner, -dominio AD321SQ- y que cuando se acercaron, una de las personas emprende su huida velozmente.

Por ello, se precisó que “de forma inmediata” se interviene y se retiene a los otros dos sujetos restantes, quienes no supieron justificar su presencia en el lugar notándose en todo momento que estaban “muy nerviosos”.

Fue así que cuando se procedió a identificarlos dijeron llamarse: Facundo Ariel Carpio, de 23 años, empleado policial (agente plaza 8859 con prestaciones servicio en División Preventiva), y con domicilio en el barrio Piñeiro y Abigaíl Rocío Escobar, también de 23 años, con domicilio en calle 3 entre 8 y 10 del barrio La Madrid.

Tras ese paso, en presencia de un testigo se constató la existencia, en poder de Carpio, una pistola calibre 9mm, Bersa Thunder pro, serie H73992, su credencial policial, 410 pesos y un teléfono celular, mientras que en poder de la joven se secuestró un teléfono celular y 1410 pesos, junto con un envoltorio de nylon con 8 gramos de marihuana. Se constató asimismo la existencia en el interior del rodado de un ladrillo de marihuana que pesó 698 gramos y una bolsa de nylon con 91 gramos marihuana.

En consecuencia y conforme los dispuso el magistrado interviniente se procedió al secuestro de las sustancias ilegales, el dinero, los teléfonos y el rodado, además de conducir al policía y a la joven que estaba con él a la comisaría ya que se les notificó de su aprehensión en la causa de referencia.

Es de resaltar que la pistola y credencial policial, fueron secuestradas “por separado” a los fines correspondientes y siguiendo los protocolos disciplinarios de la fuerza policial. Finalizadas las diligencias el agente y la mujer fueron examinados por el médico policial en turno y luego. Alojados en una dependencia policial.

Fuentes policiales indicaron también que al policía implicado en el hecho se le iniciaron “actuaciones administrativas correspondientes”, confirmó el subcomisario Juan Víctor Ortiz, jefe a cargo de la División Investigaciones Sáenz Peña.

Leave a reply