Sign in / Join

Taco Pozo no tiene agua en las casas, pero sí en las calles, además de basura y desagües tapados

El pavimento urbano, desagües, cloacas, red domiciliaria, veredas, no están en la agenda de Ibáñez.

Taco Pozo está gobernada por el justicialista Carlos Ibáñez quien más de una vez fue noticia a nivel nacional por sus “desmanejos” y otros “negocios” que investiga la Justicia.

Muchos barrios no tienen acceso al agua potable. La comuna no dice nada, tampoco soluciona, ni gestiona.

El pastizal, la basura por las calles y veredas es moneda corrientes en el pueblo.

Taco Pozo está gobernada hace un buen tiempo por el justicialista Carlos Ibáñez quien más de una vez fue noticia a nivel nacional por sus “desmanejos” con el dinero de la Municipalidad y otros “negocios” que investiga la Justicia.

Taco Pozo es una localidad ubicada en el departamento Almirante Brown, provincia del Chaco, y se encuentra a 340 kilómetros de Sáenz Peña, por ruta nacional 16 al oeste y a 466 kilómetro al noroeste de Resistencia. Para llegar allí hay que pasar a Santiago del Estero y luego volver a entrar. Es una localidad alejada donde los chaqueños no viven con el desarrollo que debieran tener atento a que por esa comuna no se invirtió mucho. El pavimento urbano, desagües, cloacas, red domiciliaria, veredas, no están en la agenda de Ibáñez.

En este verano de 2021 las quejas por la no prestación adecuada de los servicios por parte de la Municipalidad son muchos y trascienden en las redes sociales, es que Ibáñez parece que está ciego y sordo. Mudo, ya hace mucho tiempo, ya que su perfil a nivel provincia lo mantiene bajo. ¿Por qué será?

En una zona del pueblo donde los barrios son de tierra el agua potable en las casas es algo inexistente. “La gente está olvidada, con problemas y nadie sabe dónde ir a reclamar. Sameep miente, la Municipalidad miente, y así se libran de los problemas”, denuncia un vecino que subió a sus redes videos mostrando la realidad de Taco Pozo, más precisamente del barrio Esperanza.

Por otro lado, saliendo para el supermercado de los Chinos el barrio es un desastre. Los vecinos para transitar deben hacer malabares porque la Municipalidad no presta los servicios, no arregla las calles de tierra las que son intransitables. Las zanjas en algunos lados son muy grandes y en otros lados están tapadas.

La postal se acompaña con anegamientos, basuras y malezas. Yuyos de casi un metro atento a que el pueblo está abandonado, a pesar del dengue el coronavirus, Ibáñez pareciera no importarle y no hace su trabajo.

Con la lluvia, por estar horas, las calles están anegadas porque las cunetas están tapadas. El trabajo de la Municipalidad no se evidencia. Es el caso de las calles que van al barrio Juan Pablo II. Allí también el pastizal es alto, dejando en evidencia de que hace meses no se desmaleza la zona.

Quizá cree que como está lejos ninguna cámara llegará hasta allá y por esa misma razón deja en abandono a los vecinos que los votaron, a todo un pueblo que no puede crecer comparado con otros de este postergado Chaco. El bienestar de la gente, su salud, el medio ambiente, no están en la agenda de este intendente chaqueño.

Sin emabrgo, sí lo está en la de la gente que le reclama por las redes sociales y se pregunta: ¿Qué hace con la plata Ibáñez?. Recientemente su gestión recibió 3 millones de pesos de aportes no reintegrables por parte del Gobierno, por citar algunas de las partidas que recibe esta comuna y que como se ve no se vuelcan a la prestación de servicios esenciales. ¿En qué los usará?

Leave a reply