Sign in / Join

Torrente culpó a Peppo y a los intendentes por las escuelas en ruinas

“La verdad es que el estado es bastante deteriorado, nunca lo hemos negado”, dijo la ministra de Educción, Cultura, Ciencia y Tecnología: Daniela Torrente cuando le preguntaron en Libertad en qué condiciones están las escuelas para iniciar el dictado de clases presenciales el lunes 1 de marzo.

Estamos haciendo un despliegue enorme de acuerdo a los recursos disponibles, trabajando en 400 escuelas, enfocándonos en la reparación de los baños e instalaciones eléctricas”, dijo, pero admitió: “Sabemos que con eso no cubrimos la demanda”.

No obstante, pidió que cuando se hable del estado calamitoso de la infraestructura escolar “se lo ponga en contexto”, y amplió disparando contra el gobierno anterior: “Cuando asumimos la gestión, la situación era mala porque había sido dejada de lado, con sólo 15 millones de pesos para infraestructura, y hoy lo multiplicamos por 30 veces”.

Al intentar justificar por qué el deterioro se incrementó durante el último año a pesar del sustancial incremento presupuestario, culpó a los intendentes y los protocolos aplicados durante la pandemia y la restricción de la circulación.

“Recordemos que algunas intendencias tenían cerrados sus municipios y no era fácil entrar a las escuelas para hacer un relevamiento y las reparaciones necesarias”, dijo, salteándose que los funcionarios públicos estaban exceptuados de las restricciones a la circulación y ella misma viajó por toda la provincia durante 2020, que las acciones oficiales no se detuvieron, pero, además, que las escuelas estaban abiertas para la distribución y recepción de los cuadernillos de tareas a los estudiantes sin conectividad.

Y, para completar, precisó que “recién a partir de septiembre se pudieron retomar algunas actividades”, ignorando que el gobernador Jorge Capitanich habilitó obras públicas y privadas a partir del 27 de abril de 2020.

 

Leave a reply