Sign in / Join

Massa acelera el debate de Ganancias con respaldo de Cambiemos

Sergio Massa apurará en los próximos días el debate de la ley para excluir del pago de Ganancias a trabajadores y jubilados que ganen hasta 150 mil pesos mensuales. Contará con respaldo implícito y explícito de Cambiemos, que ayudará a garantizar el protocolo de sesiones remotas y luego aprobará en general la ley en el recinto.

La única decisión que resta discutir en el bloque conducido por Mario Negri es si presentarán dictamen propio con sus reclamos o firmarán el del gobierno con disidencias parciales, una cuestión de forma si luego facilitan la aprobación del texto oficial en el recinto. Este sábado, el reclamo de la ley fue tendencia en twitter.

El plan de las autoridades del Frente de Todos es que suceda esta semana o la siguiente, para que el Senado lo convierta en ley cuanto antes. Dependerá de cerrar el protocolo con Cambiemos lunes o martes en condiciones similares al que funcionó en diciembre: sesiones presenciales con chances de ausentarse a quienes lo justifiquen por edad o enfermedades preexistentes.

Massa negocia una prórroga hasta el 30 de abril, el mismo plazo que la aprobada el jueves en el Senado. “A nosotros ya no nos conviene que siga cerrado el Congreso”, sostuvo ante LPO uno de los negociadores de Cambiemos, que se negó a firmar el protocolo para las sesiones extraordinarias de enero y febrero.

Exigió como condición que se excluyeran del debate los proyectos judiciales incluidos por Alberto Fernández en el temario, aun cuando de todos modos no estarían los votos necesarios para su sanción. Y sólo adhirió cuando hubo una sesión convocada con temario acordado.

La reglamentación de la AFIP definirá detalles como las deducciones por concubinato y sumará la de alquileres, que sumará una presión de los inquilinos para que se blanqueen. El pago retroactivo sumaría un schok de consumo de hasta 18 mil millones de pesos.

El clima empeoró porque el presidente excluyó de la ampliacón del temario los beneficios a los biocombustibles, una exigencia de algunas provincias como Córdoba, cuyos cuatro diputados le son claves al Gobierno para llegar al quórum sin ayuda de Cambiemos.

La línea dura del principal frente opositor, referenciada en figuras como Fernando Iglesias, Waldo Wolff y Luis Petri, insiste en que ya no puede haber votaciones remotas con el país funcionando casi en plenitud y quien no pueda ocupar su banca debe renunciar o tomarse licencia.

El oficialismo no acepta estas condiciones porque muchos de sus miembros tienen riesgos altos si contraen Covid 19 y esta semana acelerará una negociación con las autoridades opositoras para permitir votar desde su casa a quien lo necesite, al menos hasta mayo.

Claudio Moroni, Mercedes Marcó del Pont y Julián Ruiz.

Negocian, además, que el nuevo protocolo no obligue a la presencialidad plena en las comisiones para debatir y votar. Quedaría sujeto a la decisión del presidente y el vice de cada una de ellas, que suelen ser de los dos bloques mayoritarios.

De ese modo se retomaría el trabajo dinámico en comisiones y se evitaría plenarios caóticos en el recinto para mantener la distancia social, como los que hubo en diciembre por la ley del aborto y la nueva reforma del sistema previsional. Muchos opositores no pudieron llegar y tuvieron que ser reemplazados.

Sin ese problema, Carlos Heller y Vanesa Siley convocarán a un plenario de comisiones de Presupuesto y Legislación laboral para buscar un dictamen de la ley de Ganancias y llevarla al recinto.

Viene acompañada de dos normas presentadas por el Gobierno: una sobre el monotributo, que permite mantenerse en el régimen a quienes se excedan un 25% la facturación y pasarse al general a los demás con beneficios; y otra presentada al jueves para eliminar las bajas en el impuesto a las Ganancias a las empresas de mayor facturación, previstas en la reforma de 2017.Suman beneficios a los jubilados en la ley de Ganancias para protegerse de la Corte

Consolida un techo de 25% cuando la rentabilidad no supere los $1.3 millones y si llega a $2.6 sube al 30% pero sólo sobre el excedente, que serían 715 mil pesos. Ese monto se tomará como base si hay más ingresos y sólo se pagaría 35% sobre las rentas mayores, un esquema que intenta evitar la subfacturación. También se reduce de 13% a 7% el impuesto por reparto de dividendos.

Estiman recaudar 120 mil millones de pesos con esta ley, tres veces más que el costo fiscal de exceptuar de Ganancias a empleados y jubilados con sueldos más bajos que 150 mil, pero de todos modos Cambiemos no acompañará.

“Es un retroceso respecto de nuestra reforma. Atenta contra las inversiones”, señalan los referentes económicos de la bancada, que firmaron un pedido de modificaciones sobre la ley de Ganancias a empleados y jubilados, ninguna tenida en cuenta por el oficialismo.

Luis Pastori y Luciano Laspina.

Las principales fueron subir el mínimo no imponible mediante cambios de escalas, para que de ese modo además de subir el mínimo no imponible el resto de los alcanzados paguen menos (“No importa decir cuántos pagan, sino cuánto”, ejemplificó el macrista Luciano Laspina); y eximir a los jubilados del impuesto, en base a fallos recientes fallos de la Corte y la Cámara de Seguridad Social.

El Gobierno los descartó por el enorme impacto en la recaudación que tendrían estas medidas, aunque en el primer caso habrá una delegación para que el Ejecutivo acomode las escalas hasta los 173 mil pesos y evite desbalances.

Los técnicos de la AFIP fueron muy cuidadosos con las deducciones, como se conoce a sumas diversas que se consideran para restar al monto sobre el que se aplica el impuestos. Gremios y oposición reclamaron de a decenas.

Cambiemos pidió incorporar los gastos educativos, con respaldo de la Federación Universitaria Argentina (FUA), pero por ahora no tuvo respuesta favorable. Sólo están confirmadas las de concubino, con adaptación al nuevo código civil, que suma actas convivenciales sin importar el sexo de sus integrantes. Sólo en la Ciudad, representaron el 13% de las parejas legalizadas.

Cambiemos insiste en sumar a los autónomos en la ley de Ganancias y que los jubilados no paguen

La letra fina de esa aplicación la tendrá la reglamentación de la AFIP, el texto que más mirarán con lupa los contadores y podría sumar una deducción para los alquileres, de hasta el 40% del valor de los contratos. Intentarían de ese modo exigir su blanqueo por parte de los inquilinos, porque ni siquiera deberían presentar factura para acceder al descuento.

La oferta de propiedades para evitar estos conflictos es otro de los objetivos del Congreso que reabre esta semana y en Diputados empezaron a estudiar un proyecto de Pablo Tonelli, del PRO, que propone exenciones impositivas para construcciones de edificios destinados al alquiler. Sería similar a un plan de los años ochenta.

El secretario de política tributaria, Roberto Arias, cree que los fallos judiciales se cumplirán deduciendo de los jubilados sus ingresos extras, como intereses de plazo fijo, incorporados por el Gobierno anterior. Sólo permanecerían si representan ganancias similares al mínimo no imponible.

La otra modificación es que la ley será retroactiva a enero, para que el millón doscientos mil beneficiarios no dependan de los tiempos parlamentarios. Hugo Yasky, diputado y secretario general de la CTA, calculó que esta medida permitirá sumar entre 15 y 18 mil millones de pesos al mes siguiente de su promulgación.

Los sindicalistas que desfilaron por el Congreso consiguieron deducir el aguinaldo, pero no será posible especificar movilidad y viático de cada actividad. De todos modos, se habilitará la negociación a cada negociación colectiva de las actividades y se eliminarán los límites que hoy establece la AFIP.

Cambiemos también reclamó actualizar el beneficio por el índice de precios al consumidor (IPC) y no por la variación salarial (Ripte), como establece el proyecto, pero no tiene chances de lograrlo.

La posibilidad de firmar un dictamen propio aún deben definirla estos días, en una de sus próximas reuniones de bloque. En el recinto, votarán a favor, porque no encuentran justificativo para oponerse sin costo político alto. No es un tema para la grieta.