Sign in / Join

CHACO Pobreza: 57 productos de la canasta básica cuestan más de 56 mil pesos

Un nuevo relevamiento mensual llevado adelante en 320 negocios de Resistencia y Sáenz Peña que incluyó los precios de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) reveló que los mismos tuvieron un crecimiento promedio de un 2,71 por ciento en febrero. “Es decir que una familia de dos adultos/as y dos niñes que en enero necesitó 22.888 pesos para cubrir sus gastos indispensables de alimentación durante 30 días, en febrero debió gastar 23.508,28 pesos”, explicó Patricia Lezcano, directora del Isepci Chaco.

Según el informe “la canasta básica total tuvo una variación mensual de 2,28 por ciento. Es decir que una familia de cuatro integrantes, dos adultos y dos niñes, necesitó un ingreso de 56.655 pesos para no estar bajo la línea de pobreza. Respecto a la variación interanual fue de 55,23 por ciento”, precisó Lezcano.

“Si observamos el incremento de los productos de la CBA en los últimos doce meses, el panorama es mucho más preocupante. El aumento de los alimentos básicos desde febrero 2020 superó el 50 por ciento, es decir que la misma familia necesitó unos 8.967,63 pesos más que hace un año atrás”, continúa.

Además, y según los rubros de alimentos, la directiva remarcó que: “El rubro que lideró los aumentos en febrero fueron los productos de almacén, con un 5,66 por ciento respecto del mes anterior, seguido por las carnes con un 3,05 por ciento de incrementos en los cortes populares. En tanto en el mismo período, las verduras descendieron en -3,67 por ciento”, aseguró.

Puntualmente los alimentos que más aumentaron en febrero se dieron en el rubro almacén “como ser el pan (12,50 por ciento), el aceite (14,29 por ciento) la yerba (9,38 por ciento), al igual que los cortes populares como la aguja (8,57 por ciento), la nalga (10 por ciento), y la carnaza (8 por ciento); que habitualmente se consumen en los hogares. Si bien hubo en descenso en el rubro verdulería, las frutas como la manzana y la naranja se incrementaron cerca del 10 por ciento”, informó Lezcano.

“Los programas para contener los valores de los alimentos, como ha sucedido a lo largo de los últimos años, no llegan a los barrios populares donde la inflación causa más daño. Y esto repercute en las familias, que sienten en sus bolsillos el deterioro constante de sus ingresos, porque cada vez pueden comprar menos y de más baja calidad”, finalizó.

Leave a reply