Sign in / Join

Cuatro chaqueños murieron en un presunto ajuste narco en Buenos Aires

Nahuel Alejandro Cisneros, de 20 años y sus hermanas Evelín Daniela Giménez, de 26; y Carla Gianela Cisneros, de 16, y su pareja Daniela Eliana Figueroa, de 22; todos chaqueños oriundos de General Pinedo, fueron acribillados la madrugada del sábado en la casa que compartían en Esteban Echeverría, en la provincia de Buenos Aires.

Además, un bebé, hijo de Evelín, fue herido, aunque se encuentra fuera de peligro.

El episodio ocurrió alrededor de las 21.30 de ayer en una vivienda ubicada en la calle Perú 1179, de la localidad de 9 de Abril, en cuyo interior se encontraba una mujer con su bebé y su hermana, que vivían allí, y afuera, sentado en una escalera, su hermano y la novia, que los habían ido a visitar.

Una fuente judicial reveló a Télam que al menos cinco hombre arribaron a la puerta del lugar en un Chevrolet Corsa negro, de los cuales dos se quedaron en la vereda de “campana”, dos entraron y uno aguardó arriba del vehículo.

Como allí funciona un inquilinato, los agresores entraron por un patio de acceso libre que es común a todas las viviendas, un total de diez, y una vez que llegaron a la casa que buscaban le gritaron al joven que estaba allí sentado: “¿Así que vos sos el transa?”.

Según un vecino, hubo una fuerte discusión por “problemas de droga” y en determinado momento, uno de los hombres que había llegado le dijo: “Gato, esto me lo vas a pagar”.

De inmediato, a ese muchacho le dispararon al menos ocho veces y luego empezaron a balear a su novia y a las otras dos mujeres que estaban dentro de la casa, por lo que todos cayeron gravemente heridos, ya que se efectuaron un total de 30 disparos, estimó uno de los investigadores.

En medio del ataque, también resultó lesionado en el brazo derecho, por el roce de una de las balas, el bebé de un año y medio hijo de una de las mujeres asesinadas y quien fue trasladado de urgencia al hospital Santamarina de Monte Grande.

Si bien el niño permanecía fuera de peligro, luego fue llevado al hospital Garrahan de la Capital Federal porque podría requerir una intervención quirúrgica y quedó a cargo de personal de la Dirección de Niñez del Municipio hasta que se pueda ubicar a algún familiar.

El resto de las víctimas fallecieron en el acto por la cantidad de disparos recibidos. Los tres hermanos tiene un cuarto llamado Gonzalo Cisneros, que está preso desde diciembre en una seccional de Esteban Echeverría acusado de intento de robo y a quien ahora los investigadores le tomarán declaración para tratar de establecer las causales del hecho.

Sobre la pareja, se informó que estaba de visita en esa casa, pero vivía en el mismo inquilinato desde hace unos seis meses.

Respecto de los atacantes, los investigadores establecieron que escaparon del lugar y volvieron a subir al mismo auto en el que habían llegado y huyeron por la calle Lemos en dirección a la ruta 4.

Para obtener más datos del vehículo y los agresores, los pesquisas comenzaron a recorrer la zona en busca de cámaras de seguridad y hallaron una perteneciente a una casa cercana registró una secuencia del ataque.

En tanto, la Policía Científica trabajó durante varias horas en el lugar en busca de rastros que ayuden al esclarecimiento del hecho y esta tarde se sumó personal de la Dirección Casos Especiales.

Una fuente policial consultada por Télam precisó que el cuádruple crimen estaría vinculado directamente a una venganza narco y que ya está descartado que se haya tratado de un intento de robo.

La investigación se encuentra a cargo de la DDI de Esteban Echeverría, cuyos efectivos continuaban hasta esta tarde trabajando en el lugar en busca de testigos.

La causa fue caratulada como “cuádruple homicidio y lesiones” y quedó a cargo del fiscal Juan José Vaello, de la Unidad Funcional 2 descentralizada de Esteban Echeverría, del departamento judicial de Lomas de Zamora.

Este ataque se suma a otros crímenes vinculados a ajustes narcos ocurridos en la misma zona este año: el 27 de marzo un adolescente de 15 años llamado Brandon Ríos murió baleado por la espalda tras quedar en el medio de una pelea entre bandas rivales en la localidad bonaerense de Monte Grande.

En abril, el cadáver de otro joven apareció tirado en la misma localidad con varios disparos en la cabeza.

Leave a reply