Sign in / Join

Desarrollo Urbano y el Colegio de Escribanos planifican la regularización dominial de nuevos barrios

El ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Guillermo Monzón, y la presidente del Colegio de Escribanos del Chaco, Eda González de Cabas, mantuvieron una reunión para diagramar el plan de trabajo del año y renovar los esfuerzos en esta tarea de carácter social que llevan adelante y tiene como meta regularizar los barrios de la Provincia. Este año esperan entregar cerca de 2000 títulos de propiedad.

De esta manera se da continuidad a una labor que vienen ejecutando en conjunto hace más de siete años por medio de un convenio firmado entre las partes, que además delimita un honorario de carácter social para los escribanos regularizadores, lo que quiere decir que las tasas que ellos cobran son muchos menores a lo que se maneja en el ámbito privado y es lo que permite al Estado avanzar en los trámites y llevar el título a miles de familias.

“Este convenio contempla un honorario social, por lo que hay que destacar la política que lleva adelante el Colegio, que nos permite poder realizar una gran cantidad de títulos”, explicó el ministro Monzón y resaltó que es una de las instituciones que se destaca a nivel nacional por la política de regularizar y acercarse a la gente. “El escribano va y toma las firmas en el barrio”, indicó para resaltar el carácter social de la tarea y la predisposición.

Mencionó además la decisión del Gobierno Provincial, que coincide con la de los escribanos y es lo que permite al vecino tener contacto directo con cada uno de ellos. “Esto facilita la explicación y clarificación de la importancia del título de propiedad y los beneficios que tiene”.

“El gobernador Domingo Peppo estableció una política de inclusión que busca dignificar a las familias para que sean dueños y se sientan pertenecientes al lugar donde viven, que seguramente construyeron con mucho sacrificio”, ponderó el ministro.

Por su parte, la presidente del Colegio resaltó que este es un servicio muy importante para la comunidad, “para que las familias puedan sentir esa bendición de tener su propiedad a su nombre conforme a lo que determina la ley”.

La escribana regularizadora, Sara Alegre, señaló que “esta es una acción social y trabajamos en forma conjunta por el bien de la comunidad”.

Leave a reply