Sign in / Join

“Es muy difícil ser optimista porque uno ve que se derrumba todo”

El intelectual e integrante del grupo denominado Manifiesto Argentino, Mempo Giardinelli, dialogó con Radio 10 y remarcó las pocas expectativas que tiene en una eventual salida de la crisis y aseguró que “el panorama es bastante sombrío”.

El chaqueño habló de la persecución jurídica contra el Grupo Indalo, y la necesidad de silenciar voces independientes, a la vez que remarcó las bondades de la “herencia recibida” que hacen posible que “vastos sectores populares todavía están aguantando esta crisis”.

Un duro documento presentó el grupo político denominado El Manifiesto Argentino, y que tuvo eco en el diario Página 12, donde apunta contra el “caos político y económico” generado por el macrismo en dos años y medio de gestión, y de cara al 2019 llama a la unidad del campo nacional y popular para la convergencia de fuerzas democráticas contra el actual Gobierno de Macri.

Mempo Giardinelli dejó su pensamiento sobre la actual crisis cambiaria y manifestó su escepticismo de cara al corto plazo. Señalando que, “es muy difícil sostener el optimismo en estas circunstancias porque uno ve que se derrumba todo. Jodieron tanto con la herencia recibida, pero gracias a esa herencia es que vastos sectores populares todavía están aguantando esta crisis; y el problema se está planteando cuando se queden sin la herencia y me refiero, a jubilados y docentes que votaron a estos bandidos”, precisó.

Luego apuntó contra la falta de transparencia que – a su juicio – invade la gestión nacional y aseguró que “con este Gobierno, donde uno toque sale pus, no solo a nivel nacional, sino a nivel municipales y en muchas provincias, es gravísimo. Cuesta mucho no deprimirse”.

Por otra parte se refirió a la situación que vive el Grupo Indalo, y sostuvo que existe una “persecución judicial” que es “una forma de apuntar al silencio”.
Agregó que los diarios Clarín y La Nación “buscan sacar a un competidor del medio y por otra parte ejercer la censura”.

Sobre el Manifiesto Argentino, Giardinelli precisó que surgió en 2001, pero se mantuvo aletargado mucho tiempo hasta su regreso en 2016. Aseguró que se trata de un espacio amplio, conformado no solo por intelectuales, sino también por estudiantes y trabajadores, venidos de casi todo el arco político, entre ellos radicales, socialistas, peronistas y comunistas.

“El espíritu patriótico sigue vivo. Hay conciencia del desastre y caos, y tenemos sensibilidad social y estamos del lado del campo nacional y popular podemos ver esto solidariamente, y en eso estamos”, indicó el escritor.

Leave a reply