Sign in / Join

La niña wichí embarazada será trasladada a Resistencia: citaron a declaración testimonial a la madre

En las últimas semanas, trascendió el caso de una nena wichí de 11 años que se encuentra cursando un embarazo de alto riesgo, oriunda del paraje Techat II en cercanías a Miraflores. El caso, tomó estado público luego de un informe presentado por el Centro de Investigaciones “Nelson Mandela”.

En diálogo con Diario TAG el procurador General Jorge Canteros explicó que en el caso intervino la Fiscalía de Investigación Penal de Castelli a cargo de Raquel Maldonado. Quien dio intervención a la Unidad de Protección Integral (UPI) y a la asesora de menores en turno, Evelin Tolosa.

“La fiscal Maldonado, dispuso la citación a la mamá a declaración testimonial con traductor de la etnia wichí porque hablan poco español, también que la nena cuando esté en condiciones de hablar declare en Cámara Gesell con un traductor, y que se le practique un ADN al feto para determinar quien es el culpable del abuso”, detalló el procurador general.

Vale aclarar, que según el Código Penal, se considera “abuso” cuando una niña es menor a 13 años, ya que no tiene la capcidad para dar consentimiento en una relación sexual. “No puede haber consentimiento lícito en una criatura de 11 años”, advirtió el funcionario judicial.

En ese sentido, Canteros aseguró que “aún no hay imputación, el supuesto abusador sería la pareja de la mamá de la nena, pero hasta que no se tenga la declaración de la mujer, ni el ADN, no se lo puede imputar”.

Así explicó que el embarazo de la niña fue detectado por agentes sanitarios del hospital de Miraflores, donde se le realizaron las primeras atenciones médicas. Fue la directora del Hospital de Miraflores, Evelin Pittau, quien tomó conocimiento del hecho el 3 de diciembre pasado y realizó las denuncias correspondientes por “abuso sexual”.

ESTADO CLÍNICO DE LA NIÑA
Por otra parte, este medio se comunicó con autoridades del Hospital Bicentenario de Castelli quienes adelantaron que la niña “se encuentra en buen estado de salud y con la contención necesaria”.

La codirectora del centro médico, detalló que la nena cursa un embarazo de 23 semanas aproximadamente de “alto riesgo producto de su corta edad y situación médica”. Por lo que en los próximos días sea trasladada a Resistencia al Perrando “para acceder a otros controles médicos” y recibir cuidados acordes hasta el nacimiento del bebé.

“Ella está bien, contenida, se alimenta bien, se le realiza el seguimiento médico y psicológico correspondiente en estos casos”, informó.

También comentó que con la ayuda de traductores, se le explicó tanto a la niña como a su mamá que podían acceder al Protocolo ILE (Interrupción Legal del Embarazo) ya que el caso se encuentra dentro de las causales (abuso sexual) que establece dicho protocolo. Sin embargo, se negaron, por lo que continuará con su embarazo.

Leave a reply