Sign in / Join

Médica chaqueña expuso en el Senado: “Para abortar, van a estar los centros abortorios habilitados”

La infectóloga del Hospital Perrando y referente de Gravida Silvana Fernández Lugo, expuso ayer en el Senado en el marco del debate del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

En su exposición, habló de la situación de la Salud en Chaco, señalando que “no goza de los mejores indicadores sanitarios, sociales y educativos”. “En apariencia este proyecto de ley sería beneficioso para las mujeres de mi región. Sinceramente, nos vimos sorprendidos, porque no es una demanda genuina sobre todo del país más profundo. Lo dicen las encuestas, tengo más de 20 años en Salud Pública, la mayoría del equipo de Salud y de la sociedad, no quiere el aborto legal ni ilegal, ni caro ni barato, porque el aborto es un mal en si mismo”, manifestó.

“En el Chaco, la primera causa de muerte materna es el cáncer de cuello uterino. Sabemos que no es cierto que el aborto es la principal causa de muerte materna. Mueren muchas más mujeres dando a luz que por aborto, esa es la verdadera deuda de Salud Pública. Estas estadísticas reconocen la falta de control adecuado en tiempo y forma, es la falta de acceso al sistema de salud, la mujer desconoce el derecho que tiene”, dijo.

Además, detalló que según estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación, más del 60% de las maternidades en Argentina “son inseguras”. “Es decir que no tiene condiciones obstétricas necesarias, en esas mismas maternidades inseguras se pretenden realizar abortos seguros, por lo tanto es contradictorio”, marcó.

CENTROS DE ABORTOS
La médica planteó que, “por la falta de recursos humanos y los problemas de infraestructura, hace que las condiciones esten dadas para que quienes hacen del aborto legal su fuente millonaria de ingresos se instalen en el país”. “Así el Estado, los contrate directa o indirectamente porque el sistema público no lo va a poder hacer”, opinó.

“Si se aprueba la ley, vamos a sumar más inequidad, porque para dar a luz van a estar las maternidades nuestras inseguras, pero para abortar van a estar los centros abortorios habilitados hasta el fin”, denunció.

DELITOS NO DENUNCIADOS
Previo a aclarar que es médica y por tanto, poco conoce de leyes, Fernández Lugose refirió a las causales por aborto legal, las cuales están previstas desde 1921 en el Código Penal en su artículo 86.

“En el embarazo atendemos dos pacientes, dos personas, dos vidas”, remarcó; y siguió: “Decir que este proyecto es un logro feminista me resulta llamativo, es equivocado en ninguna parte del articulado se menciona al varón fecundante, hay una ausencia total de él, tiene cero responsabilidad porque si se trata de un violador no hay que denunciarlo y eso va a quedar impune”. “Por otra parte, si una madre puede alegar una maternidad no deseada para abortar, un padre puede alegar una paternidad no deseada para evitar un juicio de alimentos”, agregó.

“No hay soliciones fáciles, y si alguién tiene la receta que las de. La sociedad civil hace rato se pone el hombro esto”, dijo. Así recordó su actividad voluntaria que “sin apoyo del Estado” se ocupan de mujeres “en situación de emergencia con embarazos”.

OBJECIÓN DE CONCIENCIA
Fernandez Lugo puso en debate la objeción de conciencia de los médicos que se niegan a practicar un aborto.

“En el Perrando el 80 o 90% del Servicio de Ginecología no lo va a hacer, en el Impenetrable son 100%. Tenemos un problema con la ley, pienso si nos van a caer con la fuerza pública o si vamos a ir presos. El problema no lo tienen los médicos, el problema lo tienen quienes quieren obligarnos a hacer algo en contra de nuestras convicciones”, manifestó.

Finalmelmente, respecto a la pena para las mujeres que abortan, aseguró: “no quiero que vayan a la carcel, pero tiene que haber una sanción”.

Leave a reply